Consejos para reducir el estrés

Te presentamos el probiótico para el bienestar y el equilibro interior.

¿Cómo puede ayudar a reducir mi estrés?

NeuraxBiotic Zen® es un complemento alimenticio a base de Lactobacillus plantarum DR7 y magnesio, que contribuye:

  • Al funcionamiento normal del sistema nervioso y de la función psicológica.
  • A la reducción del cansancio y la fatiga y a un metabolismo energético normal.
01 Regulación del estrés

Lactobacillus plantarum DR7

02 Regulación del sistema nervioso y metabolismo energético

Magnesio

Lactobacillus plantarum DR7

Uno de sus componentes es Lactobacillus plantarum DR7 que es una cepa probiótica específica, aislada en la leche de vaca. Pertenece al gran grupo de los lactobacilos, que son bacterias probióticas que se encuentran comúnmente en nuestra microbiota intestinal. El nombre probiótico deriva del griego pro-bios, que significa "a favor de la vida". Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, aportan un beneficio para la salud del que los consume.

Estas bacterias, se encuentran en ciertos alimentos o en suplementos alimenticios como NeuraxBiotic Zen® y son capaces de superar la barrera ácida del estómago, llegando vivos y viables al intestino desde donde ejercen sus efectos positivos, a través del eje intestino-cerebro, modulando una serie de neurotransmisores [1,2]. En el caso de Lactobacillus plantarum DR7, se ha publicado un estudio en Benef Microbes sobre sus efectos en el estrés, la memoria y las funciones cognitivas[1,3].

Magnesio

El otro componente de NeuraxBiotic Zen® es el magnesio que complementa los efectos beneficiosos del Lactobacillus plantarum DR7. Se ha observado que la falta de magnesio, junto con el estrés, hace que se potencien los efectos negativos de cada uno [4].Ambos productos se encuentran en las cantidades adecuadas para disminuir y combatir los efectos del estrés en adultos de forma natural.

¿Cuánto tiempo debo tomar
NeuraxBiotic Zen®

La dosis recomendada es de 1 cápsula al día, durante al menos 3 meses, pero no hay limitación en la duración del tratamiento debido a la ausencia de efectos secundarios.

¿Qué otras acciones puedo hacer para reducir mi estrés?

Existen varias técnicas efectivas para el manejo del estrés. Por lo general, incluyen actividades que mejoran la salud física, como una nutrición equilibrada y la práctica de ejercicio de forma regular. Pero también pueden incorporarse estrategias que mejoran el funcionamiento cognitivo y emocional [5].

Dieta

Mejorar la dieta

Se debe adoptar una dieta variada y equilibrada que sea rica en fibra. Se puede ayudar a mantener la flora bacteriana saludable, tomando yogurt, quesos u otras leches fermentadas. Para garantizar que los probióticos de NeuraxBiotic Zen® realicen su acción de forma correcta, se recomienda tomar prebióticos que son sustancias de origen vegetal que serían como “el alimento de las bacterias”. Se encuentran en los alimentos en forma de fibras, principalmente en las frutas, verduras, legumbres, y en general, en alimentos integrales. Se debe evitar el alcohol y las bebidas con cafeína, ya que además de otros efectos, pueden afectar negativamente sobre la función intestinal.


Ejercicio físico

Realizar ejercicio regularmente

La actividad física realizada regularmente se asocia con un mejor bienestar psicológico. Se ha visto que reduce el estrés, así como la ansiedad y la depresión. El bienestar psicológico es importante para la prevención y el manejo de las enfermedades cardiovasculares, pero también de otras enfermedades crónicas [6].

Hobbies

Dedicar tiempo a realizar actividades que nos gusten

La realización de actividades agradables y creativas ayuda a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Un estudio publicado por la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, observó que aquellas personas que se dedicaban a pasatiempos creativos mostraban un mayor entusiasmo y positividad. Las actividades con mayor impacto en el bienestar mental son la escritura, la costura, la cocina, la pintura, el dibujo, el canto y la música.

Sueño

Dormir bien

Un sueño reparador es fundamental para el cuerpo y la mente. Lo importante es tener una regularidad: mantener los mismos tiempos de sueño favorece los ritmos biológicos que marcan la vigilia y el sueño. Un adulto debe dormir al menos 7 horas por noche, aunque una persona joven puede necesitar de 8 a 9 horas diarias.

Hobbies

Practicar estrategias para mejorar el funcionamiento cognitivo y emocional

Recientemente, el enfoque de la reducción del estrés basado en las prácticas de atención plena o mindfulness, ha generado un gran interés en investigadores de salud y epidemiología [5,7]. El concepto de mindfulness, se define como una conciencia centrada en la experiencia de uno mismo, y un enfoque decidido y sin prejuicios del momento presente. Es decir, es una práctica de meditación que cultiva la conciencia del momento presente, originada a partir de las prácticas del budismo [5,8]. Con estos programas se pueden aprender técnicas de meditación mediante la respiración, técnicas de escaneo corporal y ejercicios físicos suaves inspirados en el yoga [5]. También se aprende a procesar las emociones, pensamientos y sensaciones a medida nos van surgiendo. Estos ejercicios llevan a modificar el condicionamiento reflexivo que hace que reaccionemos automáticamente o la preocupación por el futuro, por una respuesta más adaptativa y medida, con una mayor conciencia del momento presente [5,9].

Referencias
  1. Organization F and A, Nations of the U, World Health Organization. Health and nutritional properties of probiotics in food including powder milk with live lactic acid bacteria. Vol. 5, Prevention. 2001.
  2. Kechagia M, Basoulis D, Konstantopoulou S, Dimitriadi D, Gyftopoulou K, Skarmoutsou N, et al. Health Benefits of Probiotics: A Review. Hindaw. 2013;2013:1–7.
  3. Shi LH, Balakrishnan K, Thiagarajah K, Mohd Ismail NI, Yin OS. Beneficial properties of probiotics. Trop Life Sci Res. 2016;27(2):73–90.
  4. Carabotti M, Scirocco A, Maselli MA, Severi C. The gut-brain axis: Interactions between enteric microbiota, central and enteric nervous systems. Ann Gastroenterol. 2015;28(2):203–9.
  5. Degruttola AK, Low D, Mizoguchi A, Mizoguchi E. Current understanding of dysbiosis in disease in human and animal models. Inflamm Bowel Dis. 2016;22(5):1137–50.
  6. Gómez Eguílaz M, Ramón Trapero JL, Pérez Martínez L, Blanco JR. El eje microbiota-intestino-cerebro y sus grandes proyecciones. Rev Neurol. 2019;68(3):111.
  7. Bermúdez-Humarán LG, Salinas E, Ortiz GG, Ramirez-Jirano LJ, Morales JA, Bitzer-Quintero OK. From probiotics to psychobiotics: Live beneficial bacteria which act on the brain-gut axis. Nutrients. 2019;11(4).
  8. Rea K, Dinan TG, Cryan JF. Gut microbiota: A perspective for psychiatrists. Neuropsychobiology. 2020;79(1):50–62.
  9. Appleton J. The gut-brain axis: Influence of microbiota on mood and mental health. Integr Med. 2018;17(4):28–32.